Agencia de viajes, Cusco - Tours Peru Machu Picchu - Sacred Land Adventures

Machu Picchu – Camino Inca – Valle Sagrado

Visitas en su viaje a: Machu Picchu – Camino Inca – Valle Sagrado

Precio Viaje

$ us

Duracion Viaje

Trips Viajes

Tipo Tour

Ubicacion Viaje

Machu Picchu – Camino Inca – Valle Sagrado: Primeramente veremos como tener viajes a Machu picchu La región en la que se encontraba la capital del Imperio inca ha conservado los vestigios arqueológicos más importantes de esta civilización que fue capaz de desarrollar una  actividad constructiva fascinante en un reducido horizonte temporal. El legado de la civilización inca ha contribuido al desarrollo turístico de la región de Cuzco 500 años después atrayendo a millones de visitantes y transformándose en el principal motor  económico regional. Además, el sentimiento de orgullo de ser los descendientes de un pueblo tan próspero contribuye a reforzar la identidad de la nación peruana. El desarrollo turístico que ha experimentado la región en las últimas décadas ha sido espectacular,  especialmente una vez resuelto el problema de la inseguridad generada por el terrorismo y protegiendo a Machu Picchu – Camino Inca – Valle Sagrado.

En los años 80 la región de Cuzco recibía alrededor de 200.000 turistas anuales. Fruto de la inseguridad generada por el grupo terrorista sendero luminoso estás cifras cayeron a la  cuarta parte a comienzos de la década de los 90 (Instituto Nacional de Estadística e  Informática de Perú et al., 1991). A partir del momento en el que este problema quedó erradicado de la vida social y poalítica peruana en el año 1992, el turismo en la región ha comenzado a crecer de manera exponencial multiplicando por más de 10 la llegada de turistas en apenas 20 años con viajes a Machu Picchu – Camino Inca – Valle Sagrado.

Sin duda, el mayor atractivo y el icono e imagen turística de Perú es la ciudadela de tours Machu Picchu, localizada en unas escarpadas colinas a 120 kilómetros de la ciudad de Cusco, parece que fue utilizada como santuario religioso y residencia de descanso temporal por el inca y su corte. El periodo de construcción y utilización fue muy breve ya que fue  comenzado en torno al 1450 y cayó en abandono poco después tras la caída del reino de Vilcabamba en 1572 (D’Altroy, 2003).

Machu Picchu está en la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1983,  como parte de todo un conjunto cultural y ecológico conocido bajo la denominación Santuario Histórico de Machu Picchu (SHM). El 7 de julio de 2007 Machu Picchu fue declarada como una de las nuevas maravillas del mundo en una ceremonia realizada en Lisboa, Portugal, y que recogía la participación de cien millones de votantes del mundo entero (EFE, 2007). Sin duda, tours Machu Picchu está presente en el imaginario de los visitantes potenciales como uno de los lugares más bellos y atractivos del planeta lo que hace que quede garantizada su capacidad de atracción turística como destino preferencial  a Machu Picchu – Camino Inca – Valle Sagrado.

Otros atractivos arqueológicos completan el destino turístico como los localizados en el Valle Sagrado de los Incas, en los aledaños de la ciudad de Cusco y en la propia ciudad de Cuzco, centro neurálgico del turismo en la región actualmente y principal puerta de ingreso y salida del destino. Esta ciudad fue antiguamente la capital del Imperio inca y, tras la llegada de los españoles, una de las ciudades más importantes del virreinato del Perú. Como consecuencia de ello se produjo el mestizaje en la raza, arquitectura, pintura y demás  manifestaciones culturales. Cusco también fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1983 por la UNESCO, y a veces suele ser referida como la “Roma de América” siguiendo la célebre comparación realizada por el General O’Leary escrita en una carta en 1825: “Cusco me interesa infinito. Su historia, sus fábulas y sus ruinas son encantadoras. Esta ciudad puede con razón llamarse la ‘Roma de América’ ” (de Alcalá, 1995: 114).

La región de Cusco es la que cuenta con una oferta turística más estructurada en todo el país teniendo en cuenta los servicios que ofrece su planta turística: hoteles, restaurantes, agencias, transporte entre otros y actualmente es el mayor destino turístico en el Perú con los tours a Machu Picchu – Camino Inca – Valle Sagrado de los incas, con una afluencia anual de cerca de un millón de visitantes anuales en el 2008 (Mincetur, 2008). Dentro de la región destaca la ciudad del Cuzco que aglutina una alta concentración de servicios turísticos. Esta región es la más turística de Perú y se ha transformado en el motor de un país que está en pleno proceso de desarrollo turístico con el crecimiento sostenido de la llegada de turistas internacionales. Además, la estabilidad económica interna del país también contribuye al desarrollo del turismo doméstico. Perú es precisamente uno de los mercados con tremendas potencialidades de crecimiento debido a la reciente estabilidad política, sus recursos turísticos de gran capacidad de atracción y a su incipiente grado de desarrollo turístico lejos todavía de haber alcanzado una madurez como los destinos europeos o norteamericanos.

Según datos del Ministerio peruano de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur, 2008), la proyección de llegadas de turistas internacionales al Perú se doblará en los próximos 5 años. Lo que supone que la llegada de turistas supondrá un crecimiento constante de cerca del 20% anual en los viajes a Machu Picchu – Camino Inca – Valle Sagrado de los incas.

Estos datos son tremendamente significativos ya que suponen un crecimiento exponencial  en la llegada de turistas internacionales. Si cruzamos estos datos con otras informaciones oficiales de esta institución se constata que alrededor del 52% de los turistas que visitan el Perú pasan por la región del Cusco (Ibid.) lo que significa que en alrededor de 5 años se podría contar con el doble de turistas visitando el destino y los recursos turísticos arqueológicos de la región de Cusco. Una cifra global difícil de gestionar para garantizar la sostenibilidad del destino por lo que es absolutamente necesario establecer mecanismos de planificación y gestión que garanticen la sostenibilidad turística de la región de Cusco y de sus unidades de desarrollo turístico territoriales.

LA DINÁMICA ACTUAL DEL DESTINO A TOURS MACHU PICCHU:

La región de Cusco posee una dinámica turística muy centralizada en torno al turismo arqueológico ya que posee gran cantidad de recursos de este tipo capaces de atraer la atención de los visitantes. A pesar de que el Santuario Histórico de Machu Picchu sea el principal reclamo arqueológico, la región posee otros muchos recursos de esta naturaleza legados por la civilización inca y de culturas cronológicamente anteriores.

Los turistas que se desplazan a la región aprovechan la ocasión para disfrutar de una oferta de recursos turísticos arqueológicos y patrimoniales mucho más allá de la ofertada por  Machu Picchu centralizando su visita en la ciudad de Cusco, principal núcleo redistribuidor del turismo en la región.

A continuación se presentan la oferta turística del destino relacionada con la arqueología para comprender las posibilidades de consumo y la mecánica de los flujos turísticos dentro del destino. El objetivo es reflejar la riqueza y dinámica turística del destino a partir de los recursos arqueológicos puestos en valor como el tours Machu Picchu – Camino Inca – Valle Sagrado de los incas.

La ciudad del Tours Cusco:

Posee alrededor de 390.000 habitantes lo que la sitúa entre las más pobladas del país y es una ciudad eminentemente turística en la que se ha desarrollado un tejido empresarial turístico capaz de dar respuesta a las necesidades de los turistas con una gran oferta de alojamientos, restaurantes, operadores turísticos, comercios especializados, servicios asociados, vida nocturna, etc.

La ciudad de Cuzco es el centro neurálgico y redistribuidor del turismo en la región así como su principal entrada y salida. La mayor parte de los visitantes llegan a la ciudad por vía aérea aunque también existen conexiones por ferrocarril con Puno y por autobús con Puno, Arequipa y Ayacucho y otras localidades de la misma región de Cuzco. Los turistas que llegan a la ciudad pasan al menos una noche en la misma disfrutando de la oferta cultural y de los vestigios arqueológicos que se encuentran dentro del casco histórico y en los alrededores más inmediatos.

Los alrededores de la ciudad de Cusco:

Es muy popular la realización del City Tour que ofrece transporte y guía a los principales recursos que se encuentran en los alrededores de la ciudad de Cuzco. Normalmente se realiza en medio día (de 14h a 18h) y su coste se encuentra entre los 7 a 10 dólares. El tour incluye la visita a Sacsayhuaman, Q’enqo, Pucapucara y Tambomachay.

El Valle Sur de Cusco:

Se trata de otro recorrido de medio día (de 8:30h a 14h) ofertado por muchos operadores turísticos. Su precio se sitúa alrededor de 8 a 10 dólares y dentro de este recorrido se pueden observar los recursos turísticos arqueológicos de Tipon, Pikillaqta y la iglesia de Andahuaylillas conocida por sus frescos de la escuela cuzqueña de gran calidad.

El Valle Sagrado de los Incas a machu picchu:

Se encuentra ubicado entre los pueblos de Pisac y Ollantaytambo y se puede acceder a él desde la ciudad de Cuzco que se encuentra alrededor de 60 kilómetros. Este valle posee cualidades geográficas y climáticas que resultaron muy especiales para los incas. Los incas convirtieron el valle en uno de los principales puntos de producción debido a la riqueza de sus tierras. Además, allí es el lugar donde se produce el mejor grano de maíz del Perú.

El Valle Sagrado de los Incas está formado por varios ríos que descienden por pequeños valles y quebradas. Este valle posee monumentos arqueológicos y varios pueblos indígenas habitan en él. Además de la visita a sus recursos turísticos arqueológicos y culturales ofrece variadas posibilidades de actividades turísticas: baños termales, viajes en balsa y kayak, parapente y ala delta, caminatas, equitación y montañismo entre otras como el tours Machu Picchu – Camino Inca – Valle Sagrado.

En cualquier otro lugar del planeta el Valle Sagrado sería un destino de primer orden teniendo en cuenta sus recursos turísticos arqueológicos y naturales y la población indígena que conserva una forma de vida ancestral herederos directos de los incas. Sin embargo, este destino queda un poco ensombrecido por la presencia de Machu Picchu que atrae la motivación de los visitantes que se desplazan a esta zona.

No obstante, existe articulado un tour de un día entero cuyo precio varia en dólares e incluye el transporte, la comida y el guía a los principales recursos en el Valle Sagrado como son Pisac, Ollantaytambo y Chinchero. La entrada a los sitios no está incluida pero la mayor parte de los turistas han adquirido previamente el boleto turístico del Cuzco en el que se incluyen estos recursos. Este tour es realizado por cientos de miles de turistas anualmente y la mayor parte de los turistas que tienen tiempo es sus viajes invierten un día en su realización.

El camino inca a machu picchu:

Los incas construyeron una vasta red de caminos para comunicarse con las cuatro regiones de su vasto imperio. La red se llamaba Qhapaq Ñan (camino del soberano) o camino inca. Estaba formada por senderos de piedra, aptos para el tránsito de dos o tres personas con tropillas de llamas. Los ríos se atravesaban mediante puentes colgantes y las pendientes pronunciadas se vencían mediante graderías y rampas. Quedan en los Andes y en Perú muchos restos del Qhapaq Ñan que siguen siendo usados por los campesinos. Uno de los más impresionantes, mejor conservados y el más famoso es el que une Cusco y Machu Picchu (Promperú, 2010a).

Hoy en día, dirigirse a tours Machu Picchu, recorriendo el camino inca, permite remontarse a un pasado milenario y recorrer escenarios geográficos tan deslumbrantes como diversos. A lo largo de los 40 kilómetros de recorrido, se observan paisajes misteriosos, vestigios arqueológicos; una flora riquísima e innumerables especies de fauna en su hábitat natural.

Es una de las rutas de senderismo más importantes a nivel mundial (Ibíd.). Aunque la distancia de la ruta desde Cuzco a Machu Picchu se sitúa en torno a los 120 kilómetros, actualmente la ruta más utilizada recorre alrededor de 40 kilómetros y se desarrolla en 4 etapas con 4 noches. Su recorrido va desde el último punto dónde se puede llegar en vehículo (el denominado kilómetro 88 de la vía ferroviaria), hasta el Machu Picchu. Una vez alcanzado el destino los turistas suelen regresar a la ciudad de Cuzco utilizando el tren a Machu Picchu – Camino Inca – Valle Sagrado.

Según la entrevista realizada con el responsable del departamento del Santuario Histórico del Machu Picchu del Servicio Nacional de Aéreas Protegidas del Estado (SERNANP), los estudios de capacidad de carga del espacio natural y cultural han establecido un número máximo de turistas que pueden adentrarse en el camino a diario. Esta cifra se ha situado en 500, pudiendo ir acompañado por dos porteadores por persona lo que en total hace una cifra de 1500 personas diarias recorriendo cada una de las etapas. Los animales de carga están prohibidos en todo el recorrido y el mes de Febrero se suspende el funcionamiento para hacer trabajos de mantenimiento, evitar la erosión y dejar que se regenere el espacio durante la época más lluviosa del año.

La aparición de un número máximo de turistas por día ha obligado a hacer reservas con varias semanas e incluso meses de antelación. No todos los operadores están certificados por las instituciones públicas para ofertar este recorrido sino que deben de cumplir una serie de requisitos preestablecidos. Por lo tanto los precios también han subido ya que hay que pagar los servicios del operador, porteadores y guías además de la entrada al Santuario Histórico de Machu Picchu, el alojamiento en Machu Picchu pueblo y el tren de regreso a Cusco.

Sin duda, es otro de los productos estrella de la zona y conocido a nivel mundial. Sin embargo, no es apto para todos los públicos debido a lo escarpado de su recorrido y la altura que produce mayor fatiga entre los turistas. Por tanto, se trata de un producto para gente con experiencia en caminar por la montaña y que se encuentren en forma.

Viajes a Machu Picchu:

La ciudadela de Machu Picchu se integra dentro de un contexto geográfico de transición entre los andes y la selva amazónica en lo que se denomina “ceja de selva”. Posee un entorno muy rico en especies de flora y fauna y por ello ha sido declarado espacio natural protegido denominado el Santuario Histórico de Machu Picchu (SHM) con una superficie de 32.592 hectáreas. Esta privilegiada zona ha llamado la atención por el conjunto de sus valores culturales: la antigua ciudad inca de Machu Picchu, la red de caminos inca, y más de 35 sitios arqueológicos distribuidos en un entorno natural sobresaliente. El conjunto es depositario de una notable biodiversidad.

La montaña Huaynapicchu mountain o montaña joven es conocida principalmente por ser el telón de fondo de la mayoría de fotografías panorámicas de los restos arqueológicos incas de Machu Picchu. Sin embargo ella misma alberga también importantes restos arqueológicos relacionados con el famoso complejo inca. Su entrada está limitada con un control específico de acceso que permite la entrada a la zona de 400 personas al día, según comentó Aldo Palacios del Instituto Nacional de Cultura de Cuzco en la entrevista realizada.

El acceso a tours Machu Picchu se realiza desde la localidad de Aguascalientes que recientemente ha cambiado su nombre para denominarse Machu Picchu pueblo. Este es el punto donde existe la estación del tren que sirve como punto de acceso para la mayoría de los turistas que llegan para visitar el recurso. En el municipio se concentran casi la totalidad de servicios turísticos de alojamiento, restauración, comercios especializados, etc. El modelo de desarrollo turístico del municipio recuerda a los municipios asociados a las estaciones de esquí los cuales han crecido notablemente en función de las necesidades para atender a la creciente demanda. En este caso el recurso turístico que todo el mundo viene a visitar es arqueológico y natural: el Santuario Histórico de Machu Picchu. En el año 2003, el gobierno peruano emitió la ley 281004 en la que se establece que el 10% de los ingresos recaudados por el ingreso a la ciudadela sea destinado a Machu Picchu pueblo dotándole de unos recursos relevantes con los que hacer frente a las necesidades inherentes al crecimiento del municipio.

El horario de apertura de la ciudadela es desde las 6:00 de la mañana hasta las 17:00 de la tarde y el precio se sitúa en torno a los 31 euros para los adultos extranjeros a lo que hay que sumar otros 10 euros por el pago del ticket de bus que conecta el pueblo con la ciudadela aunque este trayecto también se puede hacer a pie.

El tren que conecta Machu Picchu pueblo con Ollantaytambo y Cuzco estaba controlado por una sola empresa concesionaria aunque recientemente han empezado a operar otras dos nuevas con el objetivo de aumentar la competencia, mejorar el servicio y reducir los descontrolados precios que se sitúan para los extranjeros en más de 70 euros por un billete de ida y vuelta desde Cuzco. Los precios para los peruanos son mucho más reducidos haciendo accesible el recurso a su visita pero el resto de latinoamericanos deben afrontar la tarifa de extranjeros.

El crecimiento mundial del turismo y la mejorada situación socioeconómica del país origina mayor interés por visitar el Santuario Histórico de Machu Picchu. A continuación se muestran los datos de llegadas de visitantes al Santuario Histórico de Machu Picchu en el que en apenas 10 años ha duplicado la llegada de visitantes con el consecuente aumento de  la presión turística sobre el recurso.

Desde el año 2008 se ha producido un descenso de la llegada de turistas con especial incidencia en el año 2010 debido a las inundaciones que afectaron a la comunicación ferroviaria que permite el acceso a Machu Picchu de la mayoría de sus visitantes la cual estuvo suspendida por varios meses. Una vez recuperada la conexión, en el año 2011 la llegada sufra un repunte significativo confirmando la tendencia creciente de los últimos años. Sin embargo, el aumento masivo de visitantes ha traído consecuencias negativas. “Es  evidente que la presencia creciente de visitantes ha aumentado el impacto sobre el ambiente: mayor generación de residuos sólidos; procesos de urbanización; uso directo y no controlado de los espacios que presentan mayor atractivo cultural y natural, principalmente la ciudad inca, la red de caminos inca y algunos de sus bosques primarios. Es importante notar que la cuenca del río Vilcanota (denominado también río Urubamba), que atraviesa el SHM, recibe los residuos y las aguas negras del mayor conglomerado humano de la región.

Esta situación, sumada a la vulnerabilidad natural de los ecosistemas, ha desencadenado procesos de deterioro que amenazan la persistencia y el potencial de disfrute futuro de los valores naturales y culturales del SHM” (Regalado y Arias, 2006: 66).