Tours en Ollantaytambo 1 dia Cusco

TOURS CON ARQUEOLOGIA Y ETNOHISTORIA DE OLLANTAYTAMBO 1 DIA DESDE CUSCO

El distrito de Ollantaytambo forma parte de la provincia de Urubamba, departamento de Cuzco. Se halla a 2750 metros sobre el nivel de mar y a 13° 15′ 15″ de Latitud Sur y a 72° 10′ 20″ de Longitud oeste, distante 78 km. por carretera y 68 km. por vía férrea de la ciudad de Cuzco, capital de la Región Inka. Ocupa varios pisos ecológicos, desde el bosque seco montano bajo hasta las formaciones nivales. La población urbana se encuentra a orillas de río Vilcanota (Willkamayo) que forma el valle de Urubamba (tours machu picchu 1 dia por tren/carro).

El clima se aproxima a lo ideal para la vida humana y para la actividad agrícola tradicional. Recibe anualmente 500 a 800 mm. de precipitación pluvial en ollantaytambo (viaje a machu picchu 1 dia por tren/carro de ollantaytambo). El ambiente es seco pero puede variar hasta ligeramente húmedo, cambio ocasionado por las bajas temperaturas en el invierno y las relaciones de evaporación; lo cambios bruscos de la presión atmosférica ocasionan fuertes corrientes de vientos a partir de mediodía (Tosi, 1960, p. 101). (tour a machu picchu 1 dia por tren/carro)

El VIII Censo Nacional de Población de julio de 1981 arrojó una población total de 6746 habitantes, 3510 hombres y 3236 mujeres, de lo cuales 1618 habitan en el área urbana y 5128 en el área rural (Fuente: Instituto Nacional de Estadística. Censos Nacionales 1981, resultados definitivos, Tomo I, 1984, p. 108). Ollantaytambo fue creado como distrito por ley de 2 de enero de 1857, conjuntamente con el de Maras. (tours machu picchu 1 dia por tren/carro)

En el gobierno de Manuel Pardo, el 29 de octubre de 1874 se promulgó la ley que determinó su creación como distrito independiente; el artículo único de dicha ley, dice a la letra: “Divídase el segundo Distrito de la Provincia de Urubamba en dos, quedando la comprensión de Maras hasta la quebrada de Pichingote (tours machu picchu 1 dia por carro), como segundo distrito, y Ollantaytambo como tercer Distrito, bajo lo límites conocidos desde dicha quebrada de Pichingote y el estrecho de Patashuayla hasta lo confines de la Provincia de la Convención” (Tarazona, Demarcación Política de Peru, 1946: p. ). El 9 de setiembre de 1905, en el primer gobierno de José Pardo, se promulgó otra ley cuya finalidad fue anexar la parroquia de Chinchero a la provincia de Urubamba, y rectificar la distribución y división política distrital de dicha provincia conformada por Urubamba, Maras, Yucay, Huayllabamba, Chinchero y Ollanta con su capital Tambo (tour machu picchu 1 dia por carro). Posteriormente, con ley/9396 de 30 de setiembre de 1941, promulgada un día después, se elevó a la categoría de distrito de la circunscripción de Machupicchu que formaba parte de Ollantaytambo (Tarazona, 1946: pp. 791-792,794). (tours machu picchu 1 dia por tren/carro).

Período Prehispánico “La Arqueología” – Tours en Ollantaytambo 1 dia Cusco

de mundo andino prehistórico, pletórico de aldeas, llactas, ciudades, templo, pirámides, mausoleos, collcas y múltiples complejos donde moraban dioses y se celebraban ritos mágicos, ha quedado para asombro y fascinación de viajeros, visitantes y científicos el parque arqueológico de Ollantaytambo que exhibe el esplendor de sus monumentos. lo estudios arqueológicos y etnohistóricos ubican a este centro como correspondiente al período de Reinos y Señoríos, al período Inca Provincial y al período de Estado Imperial.(tours machu picchu 1 dia por tren)

El cuadro de periodificación de la arqueología peruana remonta al período lítico lo orígenes de la evolución cultural andina, hacia lo 13,000 años antes de presente. La región Inka es casi seguro que fue escenario de ese proceso de desarrollo; pero la carencia de investigaciones sistemáticas que se orienten a lo períodos tempranos, no permite la reconstrucción cabal de mismo. El interés por la descripción de lo restos arqueológicos de Ollantaytambo se remonta a lo albores de la colonia. Cieza de León, en 1540, fue el primer cronista en hacer referencia al pueblo de Tambo (denominación común de la época) como uno de lo centros ceremoniales que fue objeto de grandes saqueos por parte de lo invasores españoles (tour a machupicchu 1 dia por tren/carro). Luego de mencionar que al valle de Yucay “lo incas lo tuvieron en mucho y venían a él a tomar sus regocijos y fiestas…”, trazó admirado la descripción de Ollantaytambo: “Por todas partes de él se ven pedazos de muchos edificios y muy grandes que había, especialmente lo que hubo en Tambo, questa el valle abajo tres leguas, entre dos grandes cerros, junto a una quebrada por donde pasa un arroyo… En este lugar tuvieron lo indios una gran fuerza de las más fuertes de todo su señorío, asentada entre unas rocas, que poca gente bastaba a defenderse de mucha”. “Entre estas rocas estaban algunas peñas tajadas, que hacían inexpugnable el sitio: y por lo bajo está lleno de grandes andenes que parecen murallas, unas encima de otras, en el ancho de las cuales sembraban las semillas de que comían. Y ahora se ve entre estas piedras algunas figuras de (felinos) y de otros animales fieros y de hombre con unas armas en las manos a manera de alabardas, como que fuera curada de paso, y esto bien obrado y primamente (viajes a machu picchu 1 dia por tren/carro). lo edificios de las casas eran muchos y en que en ello había, antes que lo españoles señoreasen, grandes tesoros, y cierto se ven en estos edificios piedras puestas en ello, labradas y asentadas tan grandes, que era menester fuerza de mucho gente y con mucho ingenio para llevarlas y ponerlas donde están. Sin esto, se dice por cierto que en estos edificios de Tambo… se halló en cierta parte de palacio real o de templo de Sol oro derretido en lugar de mezcla… dicen algunos españoles que en veces sacaron cantidad de oro, Hernando Pizarro y Diego de Almagro, El Mozo” (Cieza de León, 1922: Cap. XCIV, pp. 298-299). Líneas adeante, Cieza hizo referencia a la gran cantidad de riquezas saqueadas en Ollantaytambo, botín que comparó con “las piezas tan ricas que se vieron en Sevilla, llevadas de Cajamarca”, como parte de fabuloo rescate de Atahuallpa. El Inca Garcilaso de la Vega consignó breve noticia sobre que el Inca (Huiracocha) “mandó hacer grandes y suntuosos edificios por todo su imperio, particularmente en el Valle de Yucay y más abajo, en Tampo” (tour machu picchu 1 dia por carro). Enfatizó asimismo que “aquél valle se aventaja en excelencia a todos lo que hay en el Peru, por lo todos lo reyes Incas -desde Manco Cápac, que fue el primero, hasta el últimolo tuvieron por jardín de sus deeites y recreación” (1945: Lib. V, cap. XVII). Garcilaso, equivocadamente, atribuye al Inca Viracocha la construcción de lo monumentos de Ollantaytambo, cuando el autor y planificador fue su hijo el Inca Pachacuti, como reseñaremos más adeante. Durante la colonia, según evidencian documentos inéditos que se guardan en el Archivo Departamental de Cuzco, el saqueo, la depredación de lo cementerios y recintos sagrados de lo monumentos existentes en Ollantayatambo fue permanente (tours diarios a machu picchu 1 dia por tren/carro). La gran cantidad de bloques labrados que hoy se hallan dispersos en varios sectores, quedan como mudos testigos de vandalismo y la insaciable codicia de oro que caracterizó a lo españoles. Y cabe anotar aquí que la búsqueda de “tesoros” o “tapados”, que motivó la destrucción de monumento, continúa hasta la actualidad. En el siglo XIX el mayor interés por lo imponentes y célebres monumentos arqueoló- gicos fue de viajeros y científicos con mentalidad enciclopedista. Francis de Castelnau (1851), miembro de una expedición francesa a la Amé- rica de Sur, destacó la alta calidad de la arquitectura incaica en Ollantaytambo; Clements Markham (1856), describió con precisión la fortaleza; Paul Marcoy (1876), presentó excelentes dibujos de complejo arqueológico, algunos de ello con cierta dosis de imaginación; y Ephraim Squier (1877), privilegió en su extraordinario trabajo la mención a un sitio que lo fascinó sobremanera. Squier recorrió el Peru e hizo numerosas anotaciones de viaje con magníficos dibujos de lo restos arqueológicos. Su estudio de lo monumentos de Ollantaytambo reviste gran interés, pues destacó enfáticamente que “ninguna etapa de mi estadía en el Peru fue más agradable y provechosa que la que pasé en Ollantaytambo con lo tours diarios a machu picchu” . Sobre sus andenes o bancales dejó escrito: “Todo el Valle de Ollantayatmbo está convertido en una especie de jardín por un sistema de terrazas, que una debajo de la otra descienden por escalones hasta el río, niveladas como mesas de billar o a lo sumo con la inclinación indispensable para la fácil irrigación”. Hizo luego una sobria descripción de la fortaleza, señalando que existía dos accesos para ingresar a ella, el primero cruzando el río Patacancha y ascendiendo por escalones, y el segundo, por un plano inclinado “de una milla de largo”. Este plano sirvió para el traslado de lo gigantescos bloques de pórfido rosado provenientes de la cantera de Cachicata. Squier observó que en ese camino “quedan aún muchos de estos bloques” (tours a machu picchu 1 dia por carro). Anota asimismo que “la vista desde la fortaleza es en todas direcciones maravilloa, por su variedad, sus contrastes, su belleza y grandiosidad”. Destaca el grupo más impresionante de piedras consistente en las seis lajas verticales de granito, ligeramente inclinadas hacia atrás, que sostienen una terraza, y advierte que estos seis bloques están un poco separados unos de otros, con lo espacios intermedios exactamente ensamblados y cerrados por listones de mismo material. Todos lo componentes de estos bloques están primorosamente pulidos. Uno de lo bloques, en el dibujo de Squier, muestra el diseño de tres rombos escalonados de nítida filiación tiahuanaquense. Squier mostró especial atención por el conjunto de Quello Raqay, que fascinado por el drama de Ollantay, bautizó como “El Palacio de Ollanta”. Sawyer ha realizado correcciones y observaciones referidas a tal palacio (1980). El autor de la presente sinopsis, con lo auspicios de Plan COPESCO, inició a fines de 1994 lo trabajos de limpieza, consolidación, restauración y puesta en valor de este conjunto ceremonial y habitacional. Squier describió también el conjunto arquitectónico de Qosqo Ayllu: “Es insuperable la regularidad y el gusto con que fue edificada la antigua ciudad. Las calles se extienden paralelamente al arroyo que la surtía de agua, y que estaba y aún está canalizado con muros de piedra” (tours machu picchu 1 dia por tren). Admiró la majestuosidad de Pinculluna y de sólido puente inca sobre el Vilcanota. Charles Wiener recorrió lo Andes en lo años precedentes a la guerra con Chile, y dejó escrita una monumental obra titulada “Peru y Bolivia”, en la que efectuó un buen acopio de datos sobre la arqueología de Ollantaytambo, matizándolo con un acertado enjambre de ilustraciones. Recogiendo las versiones dominantes de la época, repitió que la fortaleza habría sido construida por Ollantay, “hombre de guerra y conspirador”. Fue precisamente en este pueblo donde recibió noticia acerca de la existencia de Macchu Picchu y Huayna Picchu: “En Ollantaytambo me hablaron de lo antiguos vestigios que había en la vertiente oriental de la cordillera, cuyos principales nombres me eran ya conocidos, Vilcabamba y Choquequirao. Yo había visto este último grupo de ruinas en las orillas de Apurímac, frente a la terraza de Incahuasi. Se me habló aún de otras ciudades, de Huayna Picchu y de Macchu Picchu, y resolví efectuar una última excursión hacia el este, antes de continuar mi camino al sur” (Wiener, 1993: 362). (tours machu picchu 1 dia por tren o tours diarios a carro)

Wiener presenta un plano detallado de la fortaleza, por él llamado “Castillo” y de radio urbano de Qosqo Ayllu, respecto al cual escribió: “Su plano general es de una regularidad admirable, y por más que sea evidente que las construcciones pertenecieron a épocas diferentes, lo arquitectos han respetado escrupuloamente el plano adoptado por lo fundadores de la ciudad (tour a machu picchu 1 dia por tren). “lo canales de irrigación… provocan admiración… fueron tallados en la roca viva, en el flanco a menudo vertical de la monta- ña… las grietas fueron tapadas por trabajos de albañilería, otros, tuvieron varias leguas de longitud, el agua provenía de lo nevados de la cordillera… “Una de estas acequias en el Pinculluna y otra en el cerro de la fortaleza, se hallan todavía en buen estado de conservación… En la ciudad cada calle está bordeada por un canal alimentado por las aguas de río (Pallata-Patacancha) y en las encrucijadas, hay pasajes hechos con loas esquistosas” (Wiener, 1993: 256- 357). El sabio Antonio Raimondi visitó en varias oportunidades el valle de Urubamba, realizando estudios geológicos, fitológicos y descripciones de gran utilidad para lo investigadores de la arqueología e historia de Ollantaytambo. El gran deterioro sufrido por lo restos prehispánicos, puede en parte subsanarse con la “reconstrucción” que posibilitan lo datos proporcionados por Raimondi (1864) y otros viajeros. Ernest Middendorff visitó Ollantaytambo hacia 1881-82. En 1885 publicó en alemán su obra “Peru”, en tres volúmenes. Apreciamos en ella que el viajero alemán quedó profundamente impresionado por la configuración geográfica y ecológica de Ollantaytambo, y por la magnificencia arqueológica (tours diarios a machu picchu 1 dia por tren o tour diario por carro). Puso de manifiesto que el monumento y su entorno sobrecogen al recién llegado llenándolo de admiración, por la grandiosidad de paisaje, la altura de lo cerros y lo audaces perfiles de las rocas: “Hay en este lugar tanto que ver y cosas tan variadas -dijo- que será difícil ofrecer una descripción detallada de todos lo monumentos; pues entre lo lugares de Peru en que se encuentran ruinas incaicas de mayor importancia, Tampu supera a cualquiera, por su riqueza arqueológica” (Middendorff, 1954: 396). Siguiendo una secuencia descriptiva casi análoga a la de Squier, empieza hablando de la fortaleza, “el punto más interesante de las ruinas”; señala lo dos accesos a éstas, y presenta las medidas de lo seis grandes bloques de pórfido rosado, con mayor exactitud que Squier. (tours machu picchu 1 dia por tren/carro)

El grosor de las piedras oscila entre 0.80 y 1.50 metros. Middendorff presenta asimismo una detallada descripción de Pinculluna y de grupo de construcciones que allí existen: “es ante todo esa imponente mole de roca, llamado Pinculluna, en la entrada de valle, lo que impone al paisaje de Tambo su grandioso carácter, pues se yergue con vertientes casi verticales desde el fondo de valle hasta una altura de más de 2 mil pies” (Middendorff, 1974: 401). Concluye su estudio mencionando lo restos arqueológicos de lo alrededores de Ollantaytambo, como de lo Yanacancha y Piscocucho en Phiri. Entre lo estudiosos modernos citaremos brevemente y en orden cronológico lo que consideramos principales. Hildebrando Fuentes dedicó un capítulo de su obra para la descripción de las ruinas de Ollantaytambo. Sin embargo, gran parte de texto es prescindible porque se pierde en la reproducción de versiones fantásticas acerca de la forma cómo lo incas trataban la piedra, ya sea “amasándola” o empleando sustancias “raras” para la construcción de lo edificios megalíticos (tours machu picchu 1 dia por tren/carro). Luego de esos devaneos, dice: “Hay pues que aceptar más que las tales piedras fueron extraídas mediante una labor esforzada y paciente, y que lo que hicieron estas cosas estupendas fueron insignes geómetras, mecánicos y constructores” (Fuentes 1905: 203). Finalmente postula que lo constructores de la fortaleza “pertenecían a una raza anterior a la incaica” (Fuentes: 205). Antonio Lorena puede ser considerado como el precursor de la antropología física de Cuzco y en particular de Ollantaytambo. A principios de presente siglo reunió más de 150 cráneos en la región, siete de lo cuales fueron extraídos de cementerios de Tambo: predominaban lo crá- neos braquicéfalo, con 1318 c.c. de capacidad craneana de promedio. Lorena consideró varios rasgos típicos y diferenciables en estos restos óseos de Ollantaytambo y su relación con restos procedentes de otras áreas (tour machu picchu 1 dia por tren). Lo interesante es que refirió también que de las inmediaciones de la fortaleza extrajo numerosas momias, lo que por su calidad de “comisionado de museo arqueológico de la Universidad de Cuzco”, pudo conseguir “con muy poco trabajo” (Lorena, 1909: 164). José Gabriel Cosío proporcionó observaciones precisas sobre las diversas manifestaciones artísticas de Ollantaytambo: “La población actual – señaló por lo años veinteestá sobre lo muros de la antigua y sus calles son auténticamente incaicas. Conservan sus muros, sus portadas y muchos detalles de su primitiva traza. Pasear por esas calles y salir por sus caminos, es figurarse estar caminando en un ambiente netamente incaica” (Cosio, 1924: 100). Describió también las pinturas rupestres de Inca Pintay: “se ve en la roca una pintura indeeble que representa un soldado indio en la actitud de lanzar una flecha hacia Ollantaytambo” (Cosio, 1924: 104). Hiram Bingham (1913, 1916, 1956) y O. F. Cook (1916), director y miembro de la Cuarta Expedición de la National Geographic y Universidad de Yale al Urubamba, respectivamente, publicaron sendos informes sobre su permanencia en Ollantaytambo (tours machu picchu 1 dia por tren/carro). El primero estableció allí su centro de operaciones desde antes de trascendental descubrimiento de Macchu Picchu en 1911 y sus incursiones a Rosaspata, Vitcos, en la lejana Vilcabamba. Eligió como depósito de lo materiales arqueológicos producto de sus exploraciones, un recinto de típica manufactura incaica ubicado frente a la gran plaza llamada Mañay Raqay o K’uychipuncuy (Plaza de las peticiones). Dicho recinto, hoy en deplorable estado de conservación, pertenece a la familia de Mario Salas y Elsi Farfán. Bingham presentó excelentes fotos de las andenerías de cerro Pinculluna y de la moderna plaza de Ollantaytambo. Mostró especial interés en la función que cumplían las Pajchas, una de ellas hoy conocida como el “Baño de la Ñusta”. En su ya clásica obra “La ciudad perdida de lo Incas”, Bingham mencionó su estancia en Ollantaytambo en su travesía de Vitcos. Recordó haber visto en Ollantaytambo “edificios en forma de caballete triangular”; al referirse a lo edificios de Pinculluna, compartió la idea generalizada de que eran “prisiones” o “monasterios”, colgados aquí y allá en casi inaccesibles pendientes sobre la aldea (tours machu picchu 1 dia por tren/carro). “Abajo -escribió- se ven anchos terraplenes que perdurarán por lo siglo venideros como monumentos de la energía y habilidad de una raza desaparecida que fue experta agricultora” (Bingham, 1956:203). Cook, incidió fundamentalmente en el estudio de lo numerosos y extensos espacios creados para la construcción de bancales o terrazas con fines agrícolas, lo sistemas hidráulicos y el manejo de suelo de alto rendimiento económico, en lo que se obtenía abundante cosechas de maíz y otros productos (Cook,1916: 475 y ss). Luis A. Llanos realizó por 1936 las primeras excavaciones sistemáticas en el conjunto denominado “La Fortaleza”. lo trabajos aurorales de Llanos consistieron en la restauración de lo catorce andenes que rematan en la parte superior de Ollantaytambo; y en el descubrimiento de una estructura ceremonial con 26 hornacinas, y otra de 7, situadas ambas en la cúspide de la escalinata central, también restaurada por él en la limpieza de corredores: trabajó asimismo en habilitar ductos de agua; y halló también varias cámaras funerarias, algunas de ellas intactas, y en su mayoría profundas. (tours machu picchu 1 dia por tren/carro)

Encontró además un mausoleo y tumbas suplementarias ubicadas hacia el noreste de la fortaleza; para su emplazamiento previamente debieron cortarse amplios bloques de roca. El ajuar funerario obtenido en estas tumbas, especialmente alfarería incaica y tejidos, se exhibe en el Museo Antropológico de la Universidad de Cuzco (Llanos, 1936: 223 y ss) (tours machu picchu 1 dia por tren/carro). El informe de Llanos ofrece referencias escuetas sobre las ruinas de Pinculluna, Quello Raqay, Chocana, Sallapuncu y las de Choqueaquilla situada en Pachar; de ésta destaca que “a la entrada de la cueva se levanta una roca negra tallada con diseños geométricos aná- logos al “Baño de la Ñusta” de Ollantaytambo” (Llanos, 1936: 156). Ubbelohdy Doering (1941) y Emilio Harth-Terré (1934, 1943, 1947, 1965) ponen en relieve la planificación y la concepción arquitectónica de lo Incas, poniendo a Ollantaytambo como a uno de sus más grandes exponentes (tours machu picchu 1 dia por tren/carro). Harth-Terré (1936: 161 y ss.) estudia detenidamente las canteras de Cachicata y aborda lo temas de extracción, traslado y juntura de lo materiales pétreos. Levanta el primer plano de grupo habitacional de Cachicata donde habrían vivido lo canteros. Postula, además, que el complejo arquitectónico de la fortaleza de Ollantaytambo habría sido edificado o dirigido por lo eminentes arquitectos Apu Huallpa Rimachi, Maricanchi, Acahuana y Callancuchuy, quienes, según Garcilaso, concibieron Sacsayhuamán y lo recintos más relevantes de la capital imperial (Ibid.: 165). Luis A. Pardo (1937, 1946, 1957) realizó trabajos de campo y reconstrucción en el complejo arqueológico de Ollantaytambo. Uno de sus artículo más importantes describe en forma detallada cada una de las 19 unidades arquitectónicas en las que divide “Ollantaytampu, una ciudad megalítica” (1946), título de su estudio en mención. El orden en que Pardo describe las 19 unidades, que posteriormente se siguió en su nomenclatura, es el siguiente: Las murallas; Incahuatana; Pumamarca; Canteras de Cachicata; Piedras abandonadas; Las Chullpas de Cachicata; El Puente de Ollantaytampu; Ñustacctiana; Incamisana; El Baño de la Ñusta; lo edificios de Pinculluna; La Plaza Manyaraqui; Vestigios de antiguo pueblo; Edificios de Patacalli; La Fortaleza; El Templo Solar; Galerías de Piedras Escudiformes; Terrazas Agrícolas; y Fortines exteriores (Pardo, 1946: 48). El estudio que comentamos marcó un hito en la arqueología de Ollantaytambo; lo planos de varios de lo sectores y las ilustraciones topográficas y croquis arquitectónicos son muy útiles (tours machu picchu 1 dia por tren). Consideramos que sus observaciones referentes a las “terrazas agrícolas”, sentaron las bases para las investigaciones que luego se realizaron con lo auspicios de Plan COPESCO y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Citemos tales observaciones: “Por donde quiera que se extienda la vista de esta ubérrima zona de Ollantaitampu, invadiendo lo cerros más empinados, penetrando hacia las quebradas o extendiéndose por las planicies, se ve la multiplicidad de andenes de cultivos, cuyos caracteres principales son: el de ser muy anchos, largos y sobre todo adoptando diversas formas geométricas; hay andenerías en forma de greca, de formas cuadradas y concéntricas en ángulo rectos, etc. etc. y el lugar por excelencia en donde se puede hacer estudios al respecto, es la hacienda Compone, dentro de lo límites urbanos de Ollantaitampu; allí las terrazas presentan la magnificencia de sus muros, lo cuales están ensamblados con impecable maestría, lo saltos de agua con sus amortiguadores de piedra, las escalinatas que conducen a una y otra terraza y finalmente la maravilloa distribución de líquido elemento hacen de todos estos sitios un edén de deicias. (tours machu picchu 1 dia por carro) La tierra vegetal de lo andenes es de inmejorable calidad y probablemente, como que debe ser cierto, estaba destinada para el cultivo de maíz, porque la región es productora de este noble elemento de lo incas” (Pardo, 1946: 70). Antonio Astete Abril (1952) describe el conjunto arqueológico en función de la nomenclatura indígena de las calles de Qosqo Ayllu y la morfología urbana, indicando que el pueblo tiene la forma de trapecio. En contraposición, lo hermanos Elorrieta (1992) postulan la forma de una mazorca de maíz. Según Astete, el trapecio está constituido por siete calles transversales y cuatro longitudinales principales; de éstas, dos calles principales estaban en lo extremos de pueblo: Llaricalle que enmarca el pueblo por el suroeste y servía de acceso hacia el valle de Lares, y Patacalle en el lado opuesto a la anterior orientado hacia lo bancales de Pomatallis con tours diarios. Es interesante anotar que de la plaza central de conjunto urbano incaico partía una calle denominada Pachar. Indicaría esto que Pachar y Ollantaytambo formaban un continuo político y económico, pues la proyección de lo bancales o andenerías y un camino enmarcado desde Pachar a Ollantaytambo así pareciera evidenciarlo (Astete, 1952: 217) (viajes diarios a machu picchu 1 dia por carro). Víctor von Hagen (1958), presentó una guía práctica de corte turístico de lo principales exponentes arqueológicos de Ollantaytambo. J. Ogden Outwatter Jr. (1959, 1978) hizo por su lado un detenido estudio sobre las características tecnológicas de la edificación de la” fortaleza de Ollantaytambo”. Una vez más, un especialista de la talla de Outwatter, centra su atención en las canteras de Cachicata, el sistema de transporte de lo enormes bloques de este lugar, el trabajo de labrador lítico y las técnicas de encaje de las piedras para conformar parámetros de extraordinaria solidez y belleza. Al referirse al imponente edificio de “La Fortaleza” concluye en lo siguiente: “En este edificio pueden observarse algunos ejemplo sobresalientes de la ingeniería y técnica de cortar piedra de lo incas. En el área de la fortaleza existe un considerable número de andenes de carácter defensivo y agrícola. En ello puede apreciarse un fino trabajo en piedra, semejante al de “Templo de Sol” en el Cuzco, y tal vez de mejor calidad” (viajes diarios a machu picchu 1 dia por tren/carro). Y añade: “lo ejemplo más significa tivos de trabajo incaico son las enormes lajas y bloques de pórfido rojo colocados en el sitio… la de mayor volumen pesa casi 45 toneladas… con la característica precisión de lo trabajos incaicos en piedra, están encajadas en la roca y piedra adyacentes. La unión es de una absoluta precisión…” (Outwatter, 1978: 581- 582). Es indudable que las apreciaciones de este autor respecto de la cantería inca han servido de base para investigaciones ulteriores. Ha sido motivo de preocupación constante la intrincada técnica de ensamblaje de lo grandes y pequeños bloques. Outwatter adeantó que la técnica para lograr este impactante enjambre concentrado de piedras graníticas fue la percusión, y también “pueden haberse utilizado el pulido y la abrasión para embellecerlas en su acabado final” (Outwatter, 1978: 588). (tours machu picchu 1 dia por tren/carro)