Inti Raymi – La fiesta del Sol Cusco Tours Machu Picchu Peru

La celebracion mas Grande del Imperio INCA INTI RAYMI. El Inti Raymi o Fiesta de dios Sol, era ceremonia practicada por los Incas en honor a su dios Sol o llamado Inti (quechua), esta ceremonia era la más importante del imperio Inca, ya que el sol era su máxima deidad, esta ceremonia se realizaba en la capital del imperio del Tawantinsuyo (Cusco) y se llevaba a cabo cada solsticio de invierno. Esta Fiesta se realizaba en el período final de la cosecha y el inicio del equinoccio invernal de los Andes, es decir en la segunda mitad del mes de junio con el Inti Raymi – La fiesta del Sol Cusco Tours Machu Picchu Peru.

Esta ceremonia en homenaje al dios Sol, o Inti Raymi se celebraba en la plaza mayor de Cusco (Huacaypata), en la época de los Incas,  era mucho más grande abarcaba la plaza actual y la plaza regocijo (fue reducida por los españoles), esta majestuoso plaza servía como escenario, para la fiesta del Sol.

El Inti Raymi en la época de los Incas era, el equivalente a lo que hoy es para nosotros la fiesta de año nuevo. La celebración solar era una fiesta en la cual se iniciaba un nuevo año y terminaba todo el año agrícola anterior entre los meses de mayo o junio, y al mismo tiempo se iniciaba el nuevo ciclo agrícola a partir del mes de julio, de modo que el período existente entre la última semana del mes de junio y comienzos del mes de julio era un lapso de transición del año viejo agrícola a uno nuevo, entonces la fiesta estaba dedicada a ese acontecimiento.

La fiesta del Sol o Inti Raymi se instituyo en el gobierno del Inca Pachacutec, este Inca fue el que le dio mayor valor a su deidad debido a que en una batalla decisiva entre los Incas y los Chancas (etnia por el lado de Andahuayllas) se le apareció el dios Sol en visión a Pachacuteq, y le dijo todo lo que pasaría, esta fue una de las razones que el Inca Pachacuteq le dio un valor mayor a su deidad el Sol.

En los días de los incas, el Inti Raymi era el más importante de los cuatro festivales celebrados en el Cusco, era una antigua ceremonia religiosa andina en honor al Inti (el padre sol), que se realizaba cada solsticio de invierno en los en la ombligo del mundo Qosqo (Cusco), específicamente en esta.

Los incas, el Inti Raymi era el más importante de los cuatro festivales celebrados en el Cusco, según relata el Inca Garcilaso de la Vega (escritor e historiador peruano de ascendencia española e Inca 539-1616), esta ceremonia indicaba la mitad del año así como el origen del Inca (Considerado hijo del dios Sol), donde toda la población de la urbe, nobles, Curacas del imperio Inca asistían con sus mejores galas, se dice aproximadamente que asistían como unos cien mil personas, la ceremonia era efectuada en la plaza Hucaypata (Plaza de Armas  del Cusco) y tenía una duración de 15 días.

El último Inti Raymi con la presencia del emperador Inca fue realizado en 1535.

Festividad profundamente enraizada en la Cosmovisión Indígena, nuestros antiguos sabios incas, comprendieron que en el devenir del mundo, hay un momento en que todo vuelve a comenzar y le rindieron culto. Este momento es el INTI RAYMI. Este momento no es elegido al azar, en el ciclo de los días y las noches, el Camino del Sol señala la noche más larga (Solsticio de Invierno). Esa noche es muy esperada. Se ruega y se hacen ofrendas para que el nuevo ciclo pueda comenzar, se calienta a la PACHAMAMA o tierra madre para ayudarla y llamar a INTI, el antiguo padre que preside todo lo que vive en el aire, el agua y la tierra. El año nuevo, el nuevo ciclo solar es recibido de la mejor forma posible,  bailes, comidas y bebidas, bandas, músicos y diálogo, acompañan la espera de esta larga noche. Los ancianos más respetados instruyen a los demás sobre su origen, su comunidad y su compromiso con las formas de vida y su relación directa con la naturaleza.

Cuando las fogatas dejan paso al INTI, el Sol, todos se vuelven a él, y reciben sus rayos con los brazos e x t e n d i d o s, otros sirven platos preparados con CHUÑO, PAPA-LISA, QUINUA, etc. Por otro lado las IMILLAS (jovencitas), entre risa y risa, invitan con la tradicional CHICHA, que ellas mismas preparaban para la ocasión. Todo es fiesta, total alegría, es cantar y bailar esperando el calor de un nuevo día, de un nuevo ciclo. Cuando los primeros rayos del sol asoman por el horizonte, los cuerpos se estremecen de emoción,  levantan las manos como ofrenda de agradecimiento, otras esperando las energías cósmicas de fortaleza y vitalidad. De la misma manera con ofrendas y sacrificios a WIRACOCHA (Creador del Universo), con CHAYAS a la PACHAMAMA y desde el corazón, de la memoria y la boca, nos llegan estos relatos a nuestros días….

Los pueblos andinos del TAHUANTINSUYU, desde siempre creemos en el poder divino del Sol. Nuestro TATA INTI (Padre Sol), es el creador de la vida sobre la tierra, es también creador de las bondades de la PACHAMAMA.

Nuestros Ancestros, en su cosmovisión, entendían la íntima relación: PACHAMAMA, HOMBRE Y SOL, de ahí los grandes festejos de agradecimiento, valoración, promesa y ofrenda al TATA INTI, acontecimiento éste que se celebraba anualmente en el mes de Junio, al cual denominamos INTI RAYMI (Fiesta del Sol)”. (Relato extraído de Raices Argentinas).

Hoy conocemos a esta celebración con su nombre quechua de Inti Raymi, se trata de una festividad común a muchos pueblos prehispánicos de los Andes, y que seguramente precede con mucho a la formación del Imperio incaico. El Inti Raymi aún se celebra como rito sincrético en muchas comunidades andinas. En el callejón interandino septentrional del Ecuador, por ejemplo, el conjunto de festividades relacionadas abarca todo el mes de junio y parte de julio, teniendo cada ciudad sus propios ritos y costumbres, y llegando a paralizarse la vida cotidiana como efecto de las celebraciones, que toman las calles noches y días.

Este año los días 20 y 21 de junio, en la provincia de Jujuy, mas de 1.500 integrantes de los pueblos originarios de los países de Bolivia, Guatemala, Ecuador, Colombia, Paraguay y Argentina, junto a sus autoridades, celebran los 5521 años del Willkakuti (nuevo año andino amazónico). Los festejos se realizarán en la réplica del Templo de Kalasasaya que la organización Tupac Amaru construyó en la localidad jujeña de Alto Comedero. Se trata del Inti Raymi (Fiesta del Sol) que en la ocasión estará encabezado por Mama Quilla, la amauta espiritual de El Alto, en Bolivia.