El Patrimonio Arqueológico de Machu picchu

El Patrimonio Arqueológico de Machu picchu, de gran importancia en el periodo de apogeo del Tawantisuyo, era conocido limitadamente durante la conquista española y el Virreynato, y fue objeto de saqueo y de extirpación de idolatrías. Si bien fue en general subestimado y relegado, reducido a algunos monumentos aislados, se lo menciona en distintos documentos, con variadas denominaciones como santuario histórico de Machu Picchu; en 1870 el norteamericano Harry Singer coloca por primera vez en un mapa la ubicación del Cerro Machu Picchu y se refiere al Huaynapicchu como “Punta Huaca del Inca”. El nombre revela una inédita relación entre los incas y la montaña e incluso sugiere un carácter religioso (una huaca en los Andes Antiguos era un lugar sagrado); hay ruinas en Machu Picchu; Machu Picchu que significa Montaña Vieja en la lengua antigua quechua y otros, que son objeto de estudio arqueológico y científico, como veremos más adelante.

Existen señalamientos sobre su existencia en diversos documentos del siglo XIX sobre Machu Picchu, y varios peruanos y personalidades extranjeras lo consignaban, e incluso informaban acerca de él 2. En 1911 Hiram Bingham, con el respaldo de la Universidad de Yale y el National Geographic Society, realiza lo que se ha conocido como “descubrimiento científico”, que permitió exponer al país y al mundo la importancia del patrimonio de Machu picchu, estrechándolo a una “ciudad perdida de los incas”.

Esta puesta en conocimiento universal resignifica a Machu picchu en la visión sobre el Perú, y se constituye en un ícono de nuestra identidad nacional y regional. La afirmación respecto a su significado y el resguardo de este patrimonio cultural de Machu Picchu, han ido de la mano con las vicisitudes de la nación en el siglo XX, en un complejo proceso de puesta en valor, descubrimientos, resignificaciones contrapuestas, regional y nacionalmente, relativas a la significación de este lugar asumido como sagrado ciudad inca de machupicchu.

Desde los momentos de su “puesta en conocimiento al mundo” se impuso el gestionarlo en base al predominio de sus valores turísticos en el Peru. Durante esta puesta en conocimiento universal se produjo la gravísima separación entre los grandes monumentos líticos de la Ciudad Inca, el Camino Inca clasico a Machu Picchu y sitios incas o rutas alternas como (choquequirao trek a Machu Picchu, inka jungle trail a Machu Picchu, salkantay trek a Machu Picchu, lares trek a Machu Picchu, vilcabamba a Machu Picchu, ausangate trek, etc) relacionados en este pueblo de altura y de nexo andino amazónico, y los objetos culturales de piezas arqueológicas numerosas, pese a ser reconocidos de titularidad del Perú, fueron retenidos por Bingham fuera del país, y hasta la fecha no han retornado. De esta forma, se ha limitado que sea fuente de investigaciones, y de evaluaciones. Se ha recortado una parte sustantiva del patrimonio, lo que afecta la identidad cultural nacional y regional del Peru.

Adicionalmente, durante muchos años el despeje de la maleza tropical en la Ciudad Inca de Machu Picchu era tratado como un asunto de obra pública de infraestructura y no de investigación patrimonial arqueológica, lo que llevó a situaciones dramáticas como la de entierro de restos arqueológicos como si se tratara de desechos, y la destrucción de muros para abrir facilidades a los visitantes turísticos a Machu Picchu.

La montaña famosa que se ve delante, y aparece en la mayoría de las vistas clásicas del sitio inca se llama Waynapicchu o Huaynapicchu o  llamado antiguamente como Montaña Joven.

El Patrimonio Arqueológico de Machu picchu

La formación del Parque Arqueológico Nacional de Machu picchu, ubicado en el ámbito del distrito del mismo nombre, de la Región Cusco, con un área de 32.592 hectáreas, ha sido una respuesta para dar predominio a la gestión cultural. Desde mediados de la década de 1930, la Ciudad Inka de Machu picchu, era atendida por el Estado peruano por personal del ex Patronato Departamental de Arqueología, prácticamente 20 años después de los trabajos iniciados por Hiram Bingham en 1911 en Perú. Fue creado por Ley 9396, con un área de 10,000 hectáreas, constituyéndose en el primer área protegida por Estado y la segunda en el continente Sudamericano, administrada en ese entonces por el ex Patronato Departamental de Arqueología, posteriormente por la Casa de la Cultura Cusco. En 1952 se dispuso por Decreto Supremo su restauración de la ciudad de Machu Picchu.

En 1962 se creó el Museo de Sitio, a la espera de sus principales piezas, que Bingham llevó a Estados Unidos, y que ofreció regresar al Perú. A partir de 1972 el Parque pasa al Instituto Nacional de Cultura. Con la formación del Parque Arqueológico tours Machu picchu, en una primera instancia se dio mayor interés a las labores de conservación y mantenimiento de la ciudad Inka de Machu picchu y Wiñaywayna. A fines de la década del 70 del siglo pasado, se inician los trabajos de mantenimiento y conservación del Camino Inka. Como se puede apreciar, en esos momentos la administración y conservación del parque de Machu Picchu estuvo a cargo del ente encargado del manejo del patrimonio cultural, lo que expresa que se buscaba superar su reducción al aprovechamiento turístico.

Zona de Machu Picchu

En 1968 el Patronato Departamental de Arqueología del Cusco delimitó la zona con el nombre de “Parque Arqueológico de Machu picchu”, sobre una superficie mayor a las 50 555 ha. En 1972 se elaboró el “Estudio Económico Financiero del Plan COPESCO “a fin de impulsar el desarrollo socio-económico de la zona Cusco-Puno, en el que, entre otros se consignan los sub-proyectos de Equipamiento Turístico y Restauración de Monumentos. En febrero de 1973, se firmó un convenio de elaboración de estudios del sub proyecto de Equipamiento Turístico, entre ENTUR PERÚ y COPESCO. Se concibió inicialmente la idea de desarrollar un Jardín Botánico que representara la flora de Machupicchu, como complemento al Complejo Hotelero, constituyendo ambos el Centro Turístico de Machu picchu. La oficina técnica del Plan COPESCO, al iniciar los estudios preliminares para este Jardín Botánico, detectó fuertes presiones que afectaban la flora y fauna del lugar, por lo que se cambió la concepción inicial del proyecto, re orientándolo hacia la protección del ambiente natural. En base al aspecto turístico planteado por COPESCO, se formuló la creación de un Parque Nacional (área natural protegida) pues respondía mejor a las necesidades. Esto significaba para los promotores iniciales de la idea, la presencia de un jardín botánico natural como complemento de los atractivos arqueológicos de Machupicchu.

El Patrimonio Arqueológico de Machu picchu

El Centro Turístico de Machu picchu, inicialmente tenía una superficie aproximada de 50,500 ha. abarcando el área delimitada por el Patronato Departamental de Arqueología del Cusco. Políticamente estaba ubicado en los distritos de Huayopata, Occobamba y Santa Teresa de la provincia de la Convención y a los distritos de Machupicchu y Ollantaytambo de la provincia de Urubamba; comprendiendo los predios de Q´ente, Santa Rita de Q´ente, Torontoy, Huadquiña, Yanama, Totora, Piscacucho, Mandor, Collpani Grande y San Pedro, estando algunos de estos en la fecha de las propuestas, en proceso de afectación y reversión al Estado.

En 1981 se superponen la gestión cultural y natural. El 8 de enero de 1981, mediante Decreto Supremo se crea el Santuario Histórico de Machupicchu (SHM). Declara la intangibilidad del área, la que establece en 32,592 has., como área natural protegida del Peru, la que se superpone al parque arqueológico. Asumen ingerencia el Ministerio de Agricultura del Peru, con competencia en las áreas naturales protegidas, y el Ministerio de Educación del Peru, con competencia, a través del INC, en asuntos culturales y arqueológicos.

El 9 de diciembre de 1983, el Santuario Histórico de Machu picchu es inscrito por la UNESCO en la Lista del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural, con el registro número 54. Luego de esta declaratoria, se intensifican las labores de conservación y restauración, sin embargo, en mayor medida se incrementa la presión de su puesta en valor, sobre todo en función del turismo. Se agregan, entonces, los intentos de las diversas dependencias estatales ligadas al turismo, para tener ingerencia en los asuntos del SHM. Durante casi toda esa década esta superposición afectó seriamente el manejo del área. Fueron diversas las instituciones en superposición en el manejo del SHM, tales como la DRIT, Ministerio de Agricultura, Municipalidad de Machu picchu tours, Municipalidad de Urubamba, Gobierno Regional del Peru, Enturin, entre otras – viajes a machu picchu 1 dia por tren.

EL PLAN MAESTRO (1998-2003) Y LA UNIDAD DE GESTIÓN TOURS A MACHU PICCHU:

Las debilidades de gestión ante el sustantivo incremento del turismo hacia Machupicchu, tanto hacia Ciudad Inca como a los Caminos Inca a machu picchu, y los afanes del Gobierno del Peru, de ese entonces de acentuarlo aún mas, llevó a que la UNESCO empezara a alertar de los riesgos respecto a este Patrimonio de la Humanidad. El Gobierno del Ing. Fujimori impulsó entonces la elaboración del Plan Maestro del SHM (1998-2003) y en agosto de 1998 se crea la Unidad de Gestión de Machupicchu.

El sustento del Plan Maestro era la conservación del Santuario Machu picchu, aunque dio un mayor impulso al incremento del uso turístico y su gestión privada. Sus columnas vertebrales eran el mayor uso turístico (ampliación del hotel, iluminación nocturna, visitas las 24 horas, etc.); el incremento de facilidades de acceso (teleférico, etc.); y la administración privada de equipamientos, incluida la concesión de Caminos Inca y el ferrocarril de tren con viajes a machu picchu. Se pretendía transformar el SHM en un lugar de atracción global para el turismo mundial, con acceso sobresaturado a la ciudadela de Machu Picchu, lo que ha ido afectando irremediablemente su carácter de lugar sagrado e ícono de identidad socio cultural, regional y nacional – tours a machu picchu 1 dia by tren.

Esto explica las características de dicho Plan, en su metodología, su formulación final y la unidad de gestión que propuso. Las evaluaciones realizadas han señalado críticas como las señaladas por Martorell respecto a la forma apresurada, en talleres de participación restrictiva y no representativo. Los objetivos asignados al Plan no guardan coherencia lógica con los objetivos generales y específicos y con los resultados deseados y las acciones y normas previstas. Por más que desde la declaración de la UNESCO del SHM como Patrimonio Mundial se menciona la necesidad de integrarlo a la dinámica territorial y cultural regional, que incluye Ollantaytambo, Pisac y Vilcabamba, el Plan se encierra en los límites del SHM, con un grave divorcio de la escala regional, la cuenca del río Vilcanota-Urubamba y el Valle Sagrado de los incas de Urubamba – viaje a machu picchu 1 dia by tren.

Dicho Plan Maestro para Machu Picchu, no contiene la consideración del carácter sagrado del área. Asume en forma restringida su valor patrimonial arqueológico. No incorpora la investigación científica cultural y arqueológica. No contiene políticas de prevención ni mitigación de desastres. No formula programas y proyectos de inversión, financiables y en planes de ejecución para Machu Picchu.

En base a estas condiciones reales del Plan maestro (1998-2003) se diseñó la UGM (Unidad de Gestión de Machupicchu). Tuvo el propósito aparente de evitar las superposiciones, para una gestión mixta cultural y natural. En realidad estaba diseñada en función a lo que sería la administración privada de un área de atracción global descontextualizada y sujeta al sobreuso turístico. Se construyó una UGM sin capacidad real de gestión. Se adoptó el modelo por el cual co-participaban en forma imprecisa las dos principales instituciones, el INC e INRENA, con la participación del MITINCI y de la entidad regional. La Gerencia Técnica se encarga de la coordinación de las acciones de ambas Sub Gerencias, en base a los criterios contenidos en lo que sería el Plan Maestro del SHM – Machu Picchu.

La enérgica respuesta social y ciudadana, del pueblo cusqueño y del país, y las protestas de la comunidad internacional, impidió que se pusiera en ejecución completa los objetivos reales del mencionado Plan Maestro. La Gestión del SHM quedó entonces al vaivén de los esfuerzos de cada institución y sus efímeras posibilidades de coordinación.

Durante los primeros años no se alcanzaron objetivos claros por lo que se dio mayor relevancia al componente natural, a cargo del INRENA. Se aprobó el Reglamento y el ROF de la UGM, con la participación minoritaria del INC, y ya con un sesgo marcado hacia relevar la actividad turística a expensas de la puesta en valor cultural. Posteriormente con un nuevo Gerente Técnico, comprometido con el patrimonio Cultural, se logra un mayor acercamiento y coordinación con el INC. Esto facilita una mayor fluidez e intercambio de información entre el INRENA e INC – viajes diarios a machu picchu 2 dias by tren.

Pero la superposición de competencias no se resuelve. Esto se aprecia, por ejemplo, en la elaboración del nuevo Reglamento de la Red de Caminos Inca, que lamentablemente sufrió alteraciones en su redacción final por parte del MINCETUR integrante del Comité Directivo de la UGM, así en el nuevo ROF de la UGM, donde se aprueba la creación del Comité Alterno, que está constituido por los representantes del Gobierno Regional del Cusco, DIRTCETUR, INRENA e INC. La elaboración del Plan Maestro en 1998 debía resolver estos problemas, lo que no ocurrió. El Plan Maestro cuya vigencia ha terminado, está organizado superponiendo un enfoque sistémico natural de área natural protegida (ANP), con un enfoque de puesta en valor de un bien cultural formado por el patrimonio arqueológico, en el cual se prioriza el valor turístico con menoscabo de los otros valores, sobre todo los culturales.

Programa de Viajes a Machu Picchu

Se dispuso de un programa con base en la conversión de la deuda con Finlandia para ser invertida en Machupicchu. Con este recurso, se pondría en práctica el Plan Maestro adoptado. El programa culminó, sin haber ejecutado todos sus recursos, quedando pendientes 4 millones de dólares. De lo ejecutado, si bien ha tenido importantes contribuciones, tuvo serias limitaciones en su impacto real en la gestión del SHM. Es muy ilustrativo lo que sus propios responsables señalaban respecto a su ejecución, en su evaluación a medio plazo – tours a machu picchu 1 dia by tren.

Respecto al impacto logrado hasta ese momento (2000) por el Programa viajes a Machupicchu en el desarrollo social y en la protección de la áreas naturales del Santuario Histórico de Machu picchu, a partir de los niveles de ejecución presupuestal de cada componente se destaca que habiendo transcurrido casi cinco años (71% del plazo de ejecución total) “resulta desalentador”, señalan sus responsables, que sólo se haya ejecutado el 31,12% de los recursos disponibles, ejecutados en acciones cuyo impacto en el manejo del Santuario de Machu Picchu aún no se nota (estudios, planes, reglamentos). La extrema lentitud en el avance global del Programa, se explica por el gasto en asuntos administrativos e inversiones sin impacto prioritario real. Al influjo de esta primacía orientadora, se empezaron a sufrir diversas acciones que presionaron hacia el deterioro del patrimonio, con el desorden en el flujo turístico, el caos en el centro poblado de Aguas Calientes (pueblo de machupicchu) en el área del SHM, y el incremento de superposiciones de funciones entre distintos sectores de la administración pública.

 “Me gusta combinar experiencias, no importa si se trata de un viaje local o internacional. Me gusta tener de todo en un viaje: cultura, recorridos turísticos, naturaleza, gente y un hotel fabuloso en el Peru”.